Enfoque seguro

Es fundamental que los miembros del equipo médico comprueben que es seguro acercarse al deportista lesionado. El enfoque SAFE es el siguiente:

  • Se grita por ayuda
  • Avalorar la escena
  • Falta de peligros
  • Evaluar al jugador

Al entrar en el campo de juego asegúrese que el resto del equipo médico sepa que usted está asistiendo a un jugador. También hay que asegurarse que el equipo arbitral sepa de su presencia. ¿Es seguro? ¿Se ha alejado el juego o está detenido el juego? Es importante comprender que la seguridad es dinámica en tiempo y lugar y no se limita a una sola evaluación al comienzo del incidente.

Al asistir a jugadores lesionados en el campo, es vital que se use la vestimenta correcta, por seguridad y para facilitar su de identificación. El uso de un chaleco de color brillante puede ayudar a los árbitros a saber que usted ha ingresado en el campo. El uso de guantes clínicos en ambas manos antes del incidente le ahorrará tiempo de preparación cuando sea necesario atender a un jugador y además garantizará su protección sobre todo cuando trate con fluidos corporales, por ejemplo, sangre.

Una vez en la enfermería, es importante asegurarse el uso de equipamiento de protección cuando sea necesario. Todos los objetos médicos punzantes deben arrojarse a los contenedores adecuados y los desechos clínicos depositados en las bolsas de residuos clínicos naranja o amarillas.