Resumen del capítulo

El manejo de las lesiones faciales requiere un enfoque sistemático standard en la evaluación y tratamiento.

En la cancha, los pacientes con lesiones en la cara suelen ser capaces de proteger su propia vía aérea debido a los reflejos protectores, pero hay circunstancias en las que este puede no ser el caso.

Es de vital importancia llevar a cabo esta evaluación de una manera organizada y controlada. De esta manera, los tejidos blandos y los duros serán examinados, es de esperar que en su totalidad, incluyendo la cavidad oral.

El mensaje importante en el manejo de lesiones de tejidos blandos faciales es limpiar la herida de todos los residuos y a través de un manejo adecuado facilitar la curación óptima con mínimo déficit estético o funcional y con la reparación de los tejidos dañados y mínimas cicatrices.

En el manejo de las lesiones de tejidos duros, un examen sistemático es esencial para buscar asimetrías faciales, verifique la presencia de moretones, hinchazón, heridas, falta de tejidos, cuerpos extraños y sangrado.

En todos los casos, si no está seguro del diagnóstico y/o del tratamiento necesario, consulte al especialista adecuado, generalmente asistiendo al servicio de urgencias más cercano.